Se trata de una ruta de carácter circular que discurre entre viñedos, sencilla y muy corta apropiada para ser realizada en familia. Se inicia en el barrio de Bodegas de Cordovín, donde conviven bodegas tradicionales y modernas, y continúa en dirección oeste para salir del casco urbano por el camino de Villar de Torre. Unos metros más adelante, llega al Parque del Clarete, pequeño parque temático sobre el Clarete de Cordovín y un lugar perfecto para disfrutar aprendiendo algo sobre este vino característico.

Dejando atrás el parque, el recorrido continua hasta el límite del término de Cordovín con el vecino pueblo de Badarán. En ese punto, gira hacia el norte siguiendo por la mojonera de los dos términos municipales hasta que se vuelva a internar en terreno de Cordovín tras realizar un nuevo giro y tomar el camino Pago Cumbrero. Siguiendo este camino, regresa al barrio de Bodegas de Cordovín, punto de inicio del recorrido.

descargar folleto
descargar track